4 estrategias del Plan Maestro de Producción que garantizan el crecimiento pyme

Para el crecimiento y desarrollo saludable de una pequeña y mediana empresa, la planeación es uno de las claves para asegurar la efectividad de sus actividades sobre todo a nivel de surtimiento del inventario y asegurar la disponibilidad de recursos.

Para una empresa de manufactura esta planeación es critica para que puedan disponer no solo de la materia prima necesaria para responder a la demanda de sus productos; también debe considerarse la capacidad de producción y personal disponible porque son otros elementos que juegan un papel importante en que se pueda tener listo el producto en el tiempo deseado.

La planeación en un proceso de manufactura es el trabajo coordinado que involucra la demanda de un determinado producto, la disponibilidad de materia prima y la gestión del inventario, la capacidad de producción y la gestión operativa de una empresa.

Para asegurar la disponibilidad de productos en el momento en que los clientes los solicitan, desde el punto de vista productivo, se deben incluir en el proceso de planeación una combinación de los pedidos reales y los pronósticos de demanda esperada.

Estos factores son los que van a permitir al departamento de producción realizar un cronograma acertado a las necesidades de la empresa tanto presente como futuras, a fin de que pueda trabajan de forma conjunta con el departamento de compras para generara las ordenes de compra necesarias para asegurar el re-surtimiento de almacén para que la materia prima este disponible en el momento en el que se vaya a necesitar y unicamente en la cantidad necesaria.

De esta forma una empresa de manufactura asegura una operación eficiente sin una acumulación excesiva de inventario .

Para que se pueda lograr este funcionamiento eficiente al interior de una pequeña y mediana empresa es necesario que haya una coordinación entre los diversos departamentos para que se tenga conocimiento de los pedidos levantados, los materiales en almacén disponibles, la capacidad del departamento de producción,etc.

El resultado de este trabajo en conjunto es la satisfacción de los clientes, lo que asegurará su fidelidad y las recomendaciones que siempre hace todo cliente satisfecho.

Teniendo en cuenta todos estos factores existen algunos modelos que se pueden implementar para asegurar la producción adecuada de los niveles de productos que se esperan vender.

  1. Estrategia de caza

    Esta estrategia tiene como objetivo alcanzar un volumen de demanda que esta establecido de acuerdo al mercado en el cual se desarrolla la organización basado en las perdidas y demanda inmediata. esto la producción de ajusta a los niveles de demanda y no debe haber ningún producto sobrante. Se trata de una producción eficiente que busca disminuir los costos de inventario al tiempo que asegura que el costo de los productos sea el mínimo por un corto periodo de tiempo.

    Se trata de una estrategia que se utiliza comúnmente en las empresas de productos perecederos donde no pueden tener sus artículos por largo tiempo en el almacén; o empresas que no tienen mucha disponibilidad de efectivo y no pueden correr grandes riesgos de perdida en sus productos.

  2. Niveles de producción

    Se basa en la producción del mismo número de artículos en cada ciclo de trabajo. Esta metodología se aplica a empresas donde la demanda de productos en su área de desarrollo es cíclica y cuentan con una capacidad de producción limitada.

    La premisa es que cuando crezca la demanda se pueda responder de forma satisfactoria independientemente de que la capacidad de producción se encuentre por debajo de lo solicitado ya que se fabricaron los productos de forma anticipada, lo que permite disminuir costos de fabricación.

  3. Fabricación para inventario

    Esta estrategia generalmente se emplea cuando se lanza un nuevo artículo para que los consumidores puedan ver el producto disponible en los estantes de una tienda. Para esto se utiliza una metodología similar al nivel de producción manteniendo una fabricación constante para reducir costos y manteniendo un inventario mínimo. La diferencia entre ambos modelos radica que se anticipa a los ciclos de demanda de un producto permitiendo reducir la producción si un artículo supera los tiempos esperados en el inventario.

    De esta forma los consumidores puede acceder a los productos de forma fácil y sencilla y no tienen que esperar a que se fabriquen, lo que asegura una demanda constante de los artículos.

  4. Fabricación bajo pedido

    Se trata de una estrategia común para restaurantes o cualquier otra empresa que maneja productos perecederos. De esta forma se reduce el deterioro de los productos en el exhibidor y el posible ofrecer el valor agregado de personalizar el artículo a las necesidades de los clientes y aumentar su satisfacción.

    Para este método las empresas pueden utilizar la demanda histórica de sus productos para hacer un estimado de los artículos que se espera fabricar y contar con toda la materia prima necesaria para responder a las necesidades de los clientes.

A través de estas estrategias una pequeña y mediana empresa puede asegurar su competitividad frente a los grandes corporativos asegurando la satisfacción de sus consumidores y ofreciendo precios accesibles.

Un sistema de gestión empresarial (ERP) es la herramienta adeudada para que la organización garantice la implementación de alguna de estas estrategias de forma efectiva.

Si quieres conocer la forma en la que OpenPyme ERP te puede ayudar a lograr estos objetivos ponte en contacto con nosotros aquí o envianos un correo a: [email protected] y con gusto te haremos una demostración sin ningún costo ni compromiso.

like0